?/08/1986. CALACEITE. Placa en el cementerio

Memoria

En agosto de 1986, en Calaceite , se llevó a cabo un pequeño homenaje, en el cementerio de la localidad, a los calaceitanos deportados que habían fallecido en el campo nazi de Mauthausen. Se colocó una placa con sus nombres y se procedió al entierro de una pequeña urna conteniendo tierra procedente de Mauthausen. Como se ve en la imagen, que acompaña la fotofrafía (Temps de Franja, nº 100), el superviviente Jesús Grau -el que fuera un joven Poschacher, conocido por haber sido uno de los que sacó del campo los negativos robados en el laboratorio fotográfico de los SS- leyó un emotivo mensaje de recuerdo para quienes dejaron su vida entre los muros de Mauthausen o Gusen.  Jesús Grau al dirigirse a los asistentes quiso recordar explícitamente a uno de los deportados locales supervivientes: “si nuestro querido y respetado paisano, el señor Raimundo Suñer, hubiese aún vivido, era a él a quien correspondería presidir este acto, tanto por los grandes méritos de su actuación valiente y decidida en el campo de Mauthausen como por su título elogioso de antiguo alcalde de Calaceite”. Al acto, que fue muy emotivo, asistieron varios hijos y otros familiares de los deportados locales.